PONCHO

Día otoñal pero fresquito, combinación perfecta para ponerse un poncho de pura lana de oveja como este. Comprado en el mercado artesanal de los Dominicos en Santiago, es probablemente una de mis mejores últimas adquisiciones, es perfecto, me encanta, no solo por lo calentito que es sino también por su diseño.
En esta ocasión, lo he combinado con jeans rotos de Zara y las botas MOU  que tanto me gustan y tanto me voy a poner este invierno, además de porque son calentitas porque dan ese toque casual a los looks.