CROACIA | Zagreb, Opatija, Plitvice y Zádar - Marilyn's Closet

Por fin les traigo el resumen de nuestro viaje en familia a Croacia. Se lo contaré en tres partes y antes de decirles lugares que visitamos, consejos y demás (aunque tienen mil lugares mejores para encontrar información sobre esto en cualquier otro blog especializado) responderé varias preguntas que hicieron en su día.
Estuvimos en Croacia un total de 10 días, lo ideal para ver las cosas con cierta calma es 12-15. Puede parecer mucho, pero Croacia tienen miles de islas que vale la pena disfrutar con tiempo.
Cuando viajo con los niños lo hago todo mediante agencia para asegurarme al 100% cosas como los alojamientos, seguros, reclamaciones posteriores que puedan darse, etc. Así que eso hicimos en esta ocasión.
Saliendo de Tenerife tuvimos que hacer escala en Barcelona, y de ahí directos a Zagreb dónde empezamos nuestro recorrido. La intención era llegar por el norte y salir por el sur (Dubrovnik).
Alquilamos el coche y reservamos las sillas para los niños desde Tenerife, y usamos el "one way" por el que cobran unos 150€ aproximadamente por coger el coche en un punto y dejarlo en otro. El año pasado hicimos lo mismo en Portugal (click!) y es muy cómodo.
En cuanto al cambio de moneda, no llevamos dinero cambiado sino que lo hicimos allí mismo. Hay muchísimos lugares en la calle en los que puedes cambiar así que no vas a tener problema en encontrarlos. Asegúrate de cargar siempre con algo de efectivo porque en muchos lugares no puedes pagar con tarjeta. En algunos otros puedes pagar con euros, pero no es lo normal.
Dicho esto: comenzamos.
DÍA 1: Zagreb
Nos alojamos en un hotel a las afueras de Zagreb - a 15 minutos en coche más o menos - llamado Dream Hotel. Era una especie de apartamento que, cuando viajas con familia, es lo mejor que te puede pasar por el tema de la cocina. El personal era bastante amable y en el desayuno estábamos completamente solos.
Aprovechamos para conocer Zagreb a fondo, dicen que no es lo más bonito de Croacia y bueno, no es comparable con la costa pero a nosotros nos gustó conocerla. En un par de horas puedes ver lo más importante: la catedral, el marcado Dolac, la iglesia de San Marcos (preciosa!), la Torre Lotrscack, la calle Tkalcica (donde comimos), la plaza Ban Jelacic y dos cosas muy bonitas pero más retiradas del centro: el cementerio Mirogoj y el parque Maksimir que es un imprescindible si viajan en familia.  Cuando viajamos con niños es necesario que algún momento del día sea único para ellos y lo que más les gusta es la playa o el parque, y de esto tienen mucho por allí. Así que pasar la tarde en el parque - a pesar de los mosquitos - fue lo mejor que les pudo pasar.

Zagreb centro
DÍA 2: Opatija
Hicimos noche en el Dream Hotel y nos fuimos de camino a Opatija, es una zona que recuerda un poco a Mónaco, muy apetecible para pasear y para bañarse, aunque lo interesante es que desde allí puedas visitar Pula y Rivenj. Nosotros no pudimos porque hubo una retención enorme en la autopista y el día nos tocó con tormenta, pero así tenemos excusa para volver. En Opatija sólo hicimos una noche porque la intención era salir temprano al día siguiente al Parque Nacional de Plitvice sin que el camino se nos hiciera muy largo, así que puede ser una parada estratégica muy buena si no te encuentras con contratiempos. 
En Opatija nos quedamos en el Hotel Agava. Esto ya sí que era hotel así que no teníamos la tan querida independencia a la hora de calentar la leche o lo que quisieran comer los niños, y el desayuno lo disfrutamos a modo picnic porque debíamos madrugar mucho para llegar a tiempo a la excursión del día siguiente.  En esta parada tratamos de llegar a Pula pero el tiempo no nos lo permitió así que callejeamos un poco por los pueblos y paseamos con la avenida, nos dimos un chapuzón y comimos en una pizzería que habíamos leído recomendada pero queridas personas...no era las mejores pizzas del mundo. Aún así, en el restaurante nos atendieron de lujo y cuando uno va con dos niños eso es mucho decir. Se llama Rocco (aunque hay dos, nos dimos cuenta después)
Si hacen esta parada y les da tiempo de ir a Pula o Rovinj no olviden el bañador :P y mucha música en el coche porque el trayecto es largo.
DÍA 3: Plitvice
Como les acabo de contar, el madrugón debía ser bestial. El parque nos quedaba a dos horas de camino y debíamos estar en la puerta del mismo a las 09:15 de la mañana. Información importante: si tienen pensando visitar este parque (totalmente recomendado), deben comprar la entrada con antelación. Antes se podía comprar allí mismo pero para controlar la afluencia de gente lo han hecho de esta manera. Si vas muy temprano (entre las 07:00 - 09:00) puedes conseguir entrada, después ya está difícil. Nosotros compramos un tour guiado a través de Getyourguide pero no incluía la entrada. Nos asustamos un poco, pero nuestro guía nos escribió diciendo que nos la compraba él al llegar (yuhu!). El tour era en inglés - aunque explicó poco, pero al menos nos guió jaja - y éramos un grupo de unas 15 personas más o menos. Hicimos la excursión completa, un total de 5 horas caminando, cruzando lagos en barco y  cogiendo una especie de trenecillos para llegar al último tramo.  Para poder hacer esto con los niños tuve que llevarme a Victoria en la mochila ergonómica, y Arturo lo hizo caminando como un campeón. Había gente con carritos pero de corazón se los digo...es inviable y un tanto incómodo, así que si lo pueden evitar ¡mejor! Hay dos turnos de tours, el de la mañana y el de la tarde. Por la mañana siempre hay más gente y por la tarde está más tranquilo, pero es un poco paliza y yo casi que me decanto más por el turno de mañana para tener la tarde para otra cosa, a pesar del madrugón. También pueden evitar la parada en Opatija y quedarse cerca del parque nacional, incluso dentro, y así al día siguiente no madrugar mucho. La entrada al parque son unos 30€ aprox, a parte el tour que quieras contratar. Salimos agotadísimos pero encantados porque el lugar es mágico. 
De ahí nos fuimos a Zadar para ver el atardecer en el órgano del mar y jugar con los niños. Se puede ver el centro de Zadar en cosa de hora y media, aunque no hay mucho porque todo lo que tenían de valor quedó destrozado por la guerra. Ahí acabó nuestra aventura, hicimos noche en el Hotel Pinija y recargamos fuerzas para ir al día siguiente al parque nacional Krka.  Por cierto, la zona del hotel Pinija estaba GENIAL para ir en familia. No me refiero al hotel en sí, sino a la zona. Era como muy de veraneo, con la playa en frente muy apetecible, entretenimiento para los niños, churinguitos de playa (aunque inviables en la tarde/noche por los mosquitos)...nos gustó, y el personal del hotel también fue muy amable, el desayuno estaba rico y todo muy limpio.  Si quisieran bañarse, en Zadar pueden hacerlo justo en el órgano del mar donde todo el mundo espera a que se ponga el sol :) Es un planazo para acabar el día; además una vez se va el sol hay un espectáculo de luces en lo que se conoce como "saludo al sol", una obra de Nikola Basic, y no deja de ser algo curioso. 

Get Naughty and Nice Lingerie Here